fbpx

¿Qué gastos son deducibles para los autónomos?

Los trabajadores autónomos son personas naturales que realizan una actividad económica como forma de obtener ingresos utilizando para ello, su profesión u oficio. Dentro de la economía española, los autónomos pueden deducir cierta cantidad de gastos siempre y cuando estén relacionados con la actividad económica que realicen.

Así que, de acuerdo con la actividad desarrollada y lo que se utilice para ella, los gastos relacionados podrán ser deducibles para los autónomos. Esencialmente, los gastos deducibles para los autónomos están vinculados con el impuesto a la renta y el impuesto al valor añadido.

Gastos son deducibles para los autónomos

IRPF

Este Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas o IRPF es un gravamen que pagan las personas que viven en España o que contribuyen con los beneficios recibidos anualmente.

El mismo aplica en todas las Comunidades Autónomas de España y es un anticipo que todos los ciudadanos españoles realizan a Hacienda como una previsión. Las retenciones de impuesto las utiliza el Gobierno a fin de financiarse, mediante un adelanto, que es la garantía de que todos cumplan con los tributos de ley.

IVA

El Impuesto sobre el Valor Añadido o IVA es el que pagan las personas por el consumo de cualquier producto o servicio. El IVA se aplica sobre cualquier bien de consumo, a través de sus etapas de fabricación y distribución, por lo que repercute finalmente en el precio pagado por el consumidor.

Gastos deducibles

Un gasto es deducible cuando se deriva de nuestra actividad económica, entonces los gastos ocasionados se pueden desgravar tributariamente. Los gastos deducibles son aplicables a dos gravámenes primordialmente, como el IVA y el IRPF.

Entonces, para que un gasto sea fiscalmente deducible debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar relacionado con la actividad económica o profesional del autónomo.
  • Estar justificado mediante factura.
  • Estar registrado en el libro de gastos e inversiones.

En consecuencia, el autónomo debe demostrar, lo más claro posible, que el gasto está relacionado con su actividad económica. Si se pretende deducir gastos que no proceden, esto puede generar sanciones por parte de la Agencia Tributaria.

¿Qué gastos son deducibles para los autónomos?

Gastos deducibles en el IRPF

Los autónomos pueden tener clientes con ingresos que no siempre son fijos, lo que dificulta los cálculos que se realizan durante el año. Y como cada autónomo también, tiene que adelantar las retenciones del IRPF, la solución de la Agencia Tributaria española fue establecer unas tablas fijas de retenciones para cada actividad.

Esta retención fija de carácter general es del 15 % y se aplica, directamente, a cada una de las facturas que realice el trabajador autónomo. Los autónomos pueden declarar determinados gastos relacionados con su actividad en la declaración anual de la renta.

Para la declaración de IRPF de los autónomos, son susceptibles de desgravámenes los siguientes gastos:

  • Consumos de explotación o gastos para el desarrollo de su actividad, como materias primas, materiales de oficina, embalajes, envases, etc.
  • Sueldos y salarios.
  • Seguridad Social a cargo de la empresa, incluida la cuota del autónomo.
  • Otros gastos del personal.
  • Arrendamientos y cánones de alquiler o leasing.
  • Reparaciones y conservación del material existente (no incluye ampliaciones).
  • Servicios de otros profesionales independientes, es decir, los honorarios de otros profesionales como abogados, notarios, consultores, etc.
  • Contratación de otros servicios externos como servicios bancarios, transporte, relaciones públicas, publicidad, marketing, etc.
  • Tributos fiscalmente deducibles, como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).
  • Gastos financieros, si no son del uso de capital propio.
  • Amortizaciones y provisiones.
  • Incentivos al mecenazgo, que incluyen convenios de colaboración y los gastos que se deriven de esa actividad.
  • Pérdidas por deterioro del patrimonio.
  • Seguros de enfermedad.
  • Pérdidas por insolvencias de deudores.

Gastos deducibles en el IVA

Después de diversos ajustes, en España, el IVA es un impuesto que al modificarse afecta la recaudación de impuestos a nivel estatal. En la actualidad, los tipos de IVA en España son los siguientes:

  • IVA General al 21 %.
  • IVA Reducido al 10 %.
  • IVA Superreducido al 4 %.

Es importante destacar que, no todo el IVA de las compras es deducible, entonces no es posible establecer automatismos simplificadores.

Los gastos deducibles para los autónomos en el caso del IVA son los siguientes:

  • Consumos de explotación.
  • Sueldos y salarios de los empleados.
  • Arrendamientos y cánones.
  • Servicios de profesionales independientes y otros servicios externos.
  • Determinados tributos como el canon de recogida de residuos.
  • Gastos financieros.
  • Bienes de inversión.

Otros gastos deducibles

Vivienda

Si utilizan su vivienda como sitio de trabajo, se pueden deducir ciertos gastos relativos a los servicios de agua, luz, teléfono e internet. Esta deducción es de un 30 % del IRPF, proporcional al espacio usado para la actividad.

Comida

Los gastos por dietas o comidas, se pueden deducir de acuerdo con la Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo. Entonces, se otorga una deducción de máximo 26,67 euros diarios o de 48,08 euros al día si se trabaja en el extranjero.

Para que la deducción sea válida es importante guardar las facturas de los consumos y anotar que lo originó y con quién se realizó, lo que justificará catalogarlas como profesionales.

Prima de Seguro Médico

El pago de las primas de seguro médico del autónomo y su familia, se puede deducir del IRPF, con un límite que va de 500 a 1.500 euros al año.

Gastos educativos

Los gastos educativos del autónomo, para su formación en centros públicos o privados, se pueden deducir del IRPF. Estos gastos incluyen la adquisición de libros o material de estudio, asistencia a conferencias, cursos y otros.

Teléfono móvil

Para que el gasto en telefonía móvil sea reconocido como un deducible del IRPF, el autónomo deberá tener dos líneas, una personal y otra, de trabajo. Así, el gasto de la línea de trabajo podrá ser aceptado como vinculado con la actividad, mientras que la línea personal, no se reconoce como un gasto deducible.

También te puede interesar conocer cuáles son los mejores portales para encontrar empleo.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

error:
Ganga
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies