fbpx

Consejos para enseñar a tus hijos a ahorrar

Enseñarles a los niños el poder de ahorrar, no tiene que ser una tarea ardua. Más bien debe hacerse desde la perspectiva de fomentar mejores decisiones para su futuro a través de la pedagogía y el entretenimiento. Por ello en este artículo, decidimos apuntar unos cuantos consejos para enseñar a tus hijos a ahorrar, partiendo desde lo intuitivo.

Desde pequeños estamos conectados con la economía; recibimos mesadas, compramos dulces en el colegio, aprendemos a pagar el pasaje del transporte y aunque a veces quisiéramos que la vida fuese como un tablero de Monopolio, la verdad es que estamos sujetos a la improvisación en cualquier ámbito, sobre todo en el económico. Entender que el dinero puede ser fugaz y que su buen uso requiere de cierto rigor y un espíritu acucioso, es algo que puede ahorrar algunos dolores de cabeza si es enseñado desde temprana edad.

Consejos prácticos y didácticos para enseñar a tus hijos a ahorrar

La forma más amena en la que los niños pueden aprender y recordar cualquier concepto, es hacerlo a través de juegos y dinámicas que no sean tediosas, sino que al contrario los reten -sin crear frustraciones- e impulsen su creatividad.

Dale valor a su esfuerzo

Incentívalos dándoles pequeñas mesadas por algunas tareas en las que colaboren. Aunque estas sean un buen primer paso para inculcarles el ahorro a tus hijos, hay que tener sumo cuidado en la forma y cuándo se dan.

Las mesadas no deben convertirse en una constante, sobre todo si apremian cualquier cosa o acto (ayudar a lavar los platos, limpiar el piso, etc.). Se debe evitar que los niños piensen que los quehaceres que les corresponden hacer en casa o que sacar buenas notas, por ejemplo, son un aval directo de dinero y no una responsabilidad.

Dar una mesada es una decisión íntima dentro de cada familia, estas pueden ser dadas como recompensa cuando realicen actividades divertidas o especiales, o para gastos tales como la cantina de su colegio, porque aunque la idea principal es crear un sano hábito ahorrativo, esto podría traer como consecuencia un arma de doble filo donde el niño focalice el dinero y termine tomando las mesadas como una motivación.

Regálales una alcancía

La edad ideal para darles una alcancía es a partir de los seis o siete años. Es una buena forma de iniciarlos hacia el concepto sobre qué significa ahorrar. Además que las alcancías reúnen tres cualidades amenas para los niños, son un método gráfico, muy visual y presentan disponibilidad inmediata para mostrar cuánto han aumentado sus ingresos.

No es necesario comprar una alcancía, puedes fabricarla en casa con la ayuda de tus hijos utilizando materiales reciclables que puedes tener a tu alcance.

Es recomendable que si le regalarás o construirás una alcancía/hucha para tu hijo, en vez de ser oscura u opaca, procura que se pueda apreciar el contenido que sea introducido. Hacemos hincapié en ello, porque los niños son fuertemente sensibles a lo que ven, y así como en los videojuegos se motivan al poder saber cuántos puntos llevan acumulados, el mismo caso aplica a ver cómo crecen sus ahorros, se alientan y divierten.

Consejos para enseñar a tus hijos a ahorrar

Ahorro en familia

Destina una alcancía más grande que involucre los ahorros en familia donde todos, incluyendo tus hijos, sean partícipes. Estos ahorros pueden destinarse a planes como por ejemplo ir a Disney o planes más ambiciosos. Esto también servirá como ejemplo para tus hijos. Los niños terminan absorbiendo lo que aprenden de sus padres y por ello el mejor ejemplo siempre serás tú.

Juega a encontrar el precio más económico

Al momento de realizar compras con sus ahorros, puedes llevar a tus hijos a distintos lugares y retarlos a que escojan y comparen en qué sitios consiguen el precio más barato. De esta forma también les enseñarás que ahorrando tienen oportunidades de comprar otras cosas más adelante.

Tareas amigables

Incentiva a tus hijos a través de tareas. Cuando los acompañes al supermercado pídeles que recuerden o anoten precios de 5 productos favoritos o los 5 que más le llamen la atención. Luego en la compra siguiente, pídeles que comparen los precios que vieron semanas atrás con los precios actuales. Y así podrás enseñarles de manera didáctica, qué es la inflación.

Fijar objetivos 

Una de las formas más didácticas para familiarizar y reforzar en los niños el concepto de planificación, en la que ellos apunten hacia objetivos fijos, podría aplicarse en aquellos momentos donde si tus hijos quieren tener el juguete que está de moda. Por ejemplo, proponles que sean ellos quienes se encarguen de pagar un porcentaje de lo que cuesta el juguete, con lo que han ahorrado. De esta forma estarán enfocados en que sus ahorros les ayudarán a conseguir lo que más desean.

Otro consejo práctico para enseñarle a ahorrar a tus hijos y fijar objetivos, es que destine varias alcancías según sean sus deseos y que en cada una identifique a qué irá destinado esos ahorros. Por ejemplo: una alcancía puede identificarla con ‘Viaje para la playa’ o ‘Ahorros para comprarme un teléfono’.

Prioriza sus deseos

Otra forma pedagógica de enseñarlos a planificar compras es mediante listas. Los gustos o deseos de los niños suelen ser cambiantes y están sujetos a cuánto más van explorando y conociendo. Crea una lista donde tus hijos sean quienes coloquen en los primeros renglones lo que desean con más urgencia y en los últimos renglones lo que desean para un futuro.

Háblales sobre la responsabilidad

Tus hijos nos deben asimilar que el dinero es bueno o malo. Sino entender que es una herramienta, y que con ello se pueden conseguir cosas buenas o malas. Hazles entender que solo es una herramienta.

Si como padre/madre, les prometiste darles solo una cantidad de dinero, y luego se lo gastan, no les des más. Explícales que ellos pueden decidir en qué se lo gastarán, cómo, cuándo y dónde, pero no fomentes la manipulación, sino la responsabilidad de saber administrar y esperar lo que desean.

No te pierdas también este artículo: Trucos y consejos para ahorrar en tus vacaciones.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

error:
Ganga
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies