fbpx

Cómo ahorrar en tu factura de la luz

Los recibos y las facturas de los servicios suelen pesarnos em el bolsillo, lo cual está justificado, pues un buen servicio representará una tarifa acorde para mantener su calidad. No obstante, esta tarifa se incrementa en épocas donde la estadía en casa se hace más extensa; es decir, en época de invierno y durante todo el verano.

De todos los servicios, el de la luz se lleva el premio al más volátil de todos en cuanto a la suma de dinero que demanda cada mes. Muchas veces la cantidad reflejada en las facturas es tan alta que logra mover el presupuesto; es probable que no logres deducir con precisión cómo es que tu casa utilizó tanta electricidad.

Para evitar esto, puedes seguir algunos consejos para poder ahorrar en tu factura de la luz.

Consejos para ahorrar en tu factura de la luz

El consumo eléctrico de cada hogar o negocio depende de la cantidad de artefactos que necesiten de la electricidad para poder funcionar. Ahorrar en tu factura de la luz es algo que puedes hacer, no solo para disminuir tus gastos del servicio, sino también para cuidar el planeta, pues el ahorro eléctrico es una gran ayuda para reducir tu huella ecológica.

Estos son algunos de los consejos que puedes seguir para ahorrar en tu factura de la luz:

Lista el gasto eléctrico

El primer paso para enfrentar un problema es conocer su origen, saber de dónde viene para pensar en la mejor forma de solucionarlo.

Hacer un listado del gasto eléctrico te pondrá al tanto de cada uno de los objetos, electrodomésticos y sistemas de tu propia casa que están conectados a los tomacorrientes.

La intención de esto es que puedas darte cuenta de qué tan necesario es que estos objetos estén enchufados, y por otro lado, podrás notar cuáles no necesitan estar conectados a la electricidad en todo momento.

Mejora tus hábitos de consumo eléctrico

Conociendo todas las cosas de tu hogar que se encuentran conectadas y todo lo que consume energía eléctrica, puedes mejorar ese consumo para que ahorrar en tu factura de la luz sea posible.

Cuando se habla de mejorar los hábitos de consumo se hace referencia a hacer un mejor uso de los electrodomésticos y de los objetos para evitar que se gaste energía eléctrica en vano.

Varios ejemplos de mejoras de los hábitos de consumo son los siguientes:

  • Cambiar las bombillas incandescentes por bombillos ahorradores, bombillas de bajo consumo.
  • Evitar el consumo fantasma de los electrodomésticos. Los electrodomésticos no deben dejarse enchufados si no se están utilizando; esto afecta tu factura de la luz, pero ademas pone en riesgo su funcionamiento, pues los cambios repentinos de voltajes pueden dañarlos.
  • En el caso de los refrigeradores, que sí deben permanecer conectados para preservar los alimentos dentro, puedes optar por abrirlos solo cuando sea necesario y no dejar sus puertas abiertas por más del tiempo requerido.
  • Los televisores no necesitan estar enchufados todo el tiempo. Desconectarlo al dejar de ver tu programación preferida, te ayudará a ahorrar electricidad.
  • Y por último, a la hora de comprar nuevos electrodomésticos, puedes irte por aquellos que son clase A (A+, A++ o A+++). Los fabricantes saben lo importante que es reducir el consumo eléctrico para que puedas ahorrar en tu factura de la luz, y los electrodomésticos clase A son los que mayor porcentaje de ahorro tienen.
Cómo ahorrar en tu factura de la luz

Permite la entrada de luz natural en tu hogar

Es cierto que dependiendo de la época del año, la luz del sol llega al mismo lugar en distintas horas, con diferente intensidad y brillo. Pero permitir la entrada de luz solar a tu hogar va a influir en el uso de las bombillas y de las luces artificiales, pues mientras más luz natural tenga, menos necesarias se hacen las bombillas para iluminar los espacios.

Controla el tiempo de uso del sistema de calefacción y el aire acondicionado

El aire acondicionado es el amigo ideal durante los días calurosos de verano, y el sistema de calefacción brinda el confort en las noches frías de invierno. Ambos son necesarios, pero su consumo eléctrico es muy elevado.

Para ahorrar en tu factura de la luz con estos aparatos, puedes controlar el grado en que los programes. El consumo general de un aire acondicionado va a aumentar cerca de un 8% por grado si la temperatura está debajo de los 25°-24°, y los sistemas de calefacción utilizan la energía eléctrica de manera similar, con cada grado por encima de los 20° aumentando un 7% de consumo.

Analiza las tarifas de luz.

Analizar las tarifas es un buen consejo final para ahorrar en tu factura de la luz. Cada compañía eléctrica tiene tarifas variadas para que cada cliente pueda conseguir una que se adapte a ellos, y es tu deber escoger una que te beneficie y no que juegue en tu contra.

El servicio de electricidad que estas compañías te pueden ofrecer debe adaptarse a tu forma de vida y a tus horas de estadía en casa. Por esto es importante que las revises constantemente.

Una de las modalidades más útiles para cambiar de tarifa eléctrica es la tarifa de discriminación horaria, pensada para beneficiar a los hogares que tienen mucha actividad durante la noche. Con esta tarifa, si el 30% de tu consumo se efectúa entre las 10 de la noche y la media noche, puedes ahorrar en tu factura de la luz.

Como puedes ver, ahorrar para que tu factura de luz no venga tan alta es algo sencillo de hacer. Todo es cuestión de tomar medidas y concientizarse mejor acerca de los aparatos que consumen energía en todo momento, incluso cuando no están funcionando.

También puede interesarte leer: Cómo ahorrar en tus seguros.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

error:
Ganga
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies